Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Así es el proyecto que recupera subproductos de la cerveza para piensos

cerveza

IRTA participa en el proyecto LIFE Brewery, que tiene como objetivo recuperar los subproductos de la industria cervecera como ingredientes para piensos de acuicultura. Las pruebas para optimizar la formulación de los primeros prototipos de piensos acuícolas se desarrollan en las instalaciones de IRTA en Mas Bové (Tarragona). En IRTA Sant Carles de la Ràpita se llevarán a cabo los ensayos con tres especies de pez diferentes. La dorada como ejemplo de especie mediterránea, la trucha como ejemplo de agua dulce y el lenguado como pez plano.  Aunque inicialmente se esté desarrollando el proyecto para estas tres especies, estos piensos pueden ser válidos para cualquier otra introduciendo pequeñas modificaciones en las formulaciones de los piensos. Así mismo, los ingredientes desarrollados pueden ser utilizados para la formulación de piensos destinados al sector bovino, porcino, etc. El propósito de esta tarea es diseñar tres dietas incluyendo los subproductos de cerveza (bagazo y levadura) como ingredientes que sustituyan a los de origen marino.

Actualmente, los piensos acuícolas dependen en gran medida de ingredientes marinos como la harina y los aceites de pescado. Aproximadamente el 65% de la producción mundial de harina de pescado (alrededor de 4,8 millones toneladas) y el 83% de los aceites de pescado (alrededor de 1 millón toneladas) se utilizan para la elaboración de los piensos. Dado que se en el consumo de pescado procedente de la acuicultura está aumentando, se requieren ingredientes alternativos que reemplacen con éxito estos componentes marinos. La inclusión del bagazo y la levadura como nuevos ingredientes para piensos acuícolas implica una mayor eficiencia de conversión de proteínas con respecto a otros subproductos. Así, Los subproductos derivados de la producción de la cerveza destacan como una alternativa potencial para sustituir parcialmente estos ingredientes de origen marino, debido a su amplia disponibilidad en toda Europa y sus propias características nutricionales. Su uso, además, contribuirá a aumentar la competitividad económica y ambiental de los sectores cerveceros y acuícolas fundamentalmente. 

Al agregar valor a los subproductos alimentarios, el proyecto se dirige a una de las áreas prioritarias del Plan de Acción de la economía circular de la UE. Sus objetivos también están alineados con la jerarquía de residuos establecida en la Directiva Marco de Residuos. Por otro lado, al ayudar a reducir los costes de la producción acuícola, se contribuye a los objetivos establecidos en la nueva Política Pesquera Común de la UE. Por último, el reemplazo de harina de pescado por ingredientes más sostenibles, reducirá la necesidad de capturar peces salvajes, contribuyendo nuevamente a los objetivos establecidos por la Directiva Marco de Estrategia Marina.

Cada día se producen miles de toneladas de subproductos alimentarios en Europa que terminan como residuos al no ser aprovechados. El sector cervecero europeo genera anualmente más de 8 millones de toneladas de subproductos ricos en materia orgánica. De estos, aproximadamente 7 millones corresponden al bagazo y un millón a la levadura. Estos subproductos presentan un contenido elevado en nutrientes y otros compuestos de interés por lo que podrían convertirse en ingredientes para piensos, aprovechándose así un subproducto ya generado para sustituir a otros (soja, patata, etc.) cuya producción implican un mayor coste económico e impacto ambiental. Los expertos estiman que se podrían valorizar al menos el 75 % de los subproductos generados por el sector cervecero europeo. Sin embargo, es preciso conocer bajo qué condicionantes la valorización de estos subproductos puede ser técnica, económica y ambientalmente rentable.

Azti es el coordinador del proyecto, en el que participan, además de IRTA, Riera Nadeu, el grupo LKS y The Brewers of Europe. Cuenta con un presupuesto de más de un millón y medio de euros. El 60% de los fondos proceden de la Unión Europea. Las investigaciones comenzaron en septiembre de 2017 y se prolongarán hasta el final de 2020. Desde el inicio del proyecto se han recibido diferentes apoyos de los agentes de la cadena de valor involucrados en el proyecto Life Brewery. Entre estos sectores destacan fundamentalmente el propio sector cervecero y sus asociaciones, los productores de pienso para acuicultura, el propio sector acuícola, los valorizadores de subproductos de origen alimentario, diferentes empresas biotecnológicas, así como las agencias y administraciones públicas encargadas de la planificación de la gestión de residuos.  

Proyecto LIFE
LIFE Brewery forma parte del programa LIFE, el instrumento financiero de la UE dedicado al medio ambiente y al cambio climático. Su objetivo general consiste en contribuir a la aplicación, actualización y desarrollo de las políticas y la legislación de la UE en materia de medio ambiente y cambio climático mediante proyectos cofinanciados con un valor añadido europeo.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible