Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Hacer más con menos y mejor

Feeding The World.

Más de 200 asistentes abarrotaron este martes el salón de actos del Instituto de la Ingeniería de España durante la jornada "Hacer más, con menos y mejor" sobre cambio climático y sistema agroalimentario nacional, organizada por la Fundación Foro Agrario y la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), el propio Instituto de la Ingeniería de España, el Grupo de Innovación Sostenible para el Sector Alimentarios (GIS) y la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos.

Durante la inauguración, el presidente de Foro Agrario, José Abellán, destacó que todo el sector agroalimentario debe concienciarse del problema y promover medidas para su mitigación: "Una labor en la que merece la pena que todos nos impliquemos, contribuyendo a que nuestro país mantenga y mejore su sistema agroalimentario". Por su parte, la secretaria de Estado de Medio Ambiente del Mapama, María García, incidió en que el cambio climático "es un desafío global que nos interpela a todos y determina nuestro modelo económico y el futuro y el bienestar de las generaciones que están por venir". García destacó que el Acuerdo de París obligará a España a reducir los niveles de emisiones difusas, con respecto a 1990, en más de 26% en 2030 y un 80% en 2050. "El sector agroalimentario representa un 18% de las emisiones difusas y un 10,4% de las emisiones totales y tiene mucho que aportar a la lucha del cambio climático. Tenemos el reto de luchar contra el cambio climático y garantizar la alimentación y el recurso hídrico a una población en constante crecimiento", ha afirmado. "Los países y sectores que sean capaces de liderar este movimiento serán los más beneficiados de las oportunidades que se abren en términos ambientales y económicos. Por ello, el sector agroalimentario debe ser pionero".

Cambio climático y políticas contra sus efectos

En la jornada también participó la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, que destacó que la comunidad científica englobada en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha dejado constatado que el cambio climático tiene un agente claro, el hombre, que desde la época preindustrial ha influido en el calentamiento global. "España es consciente de que es una región especialmente sensible a los efectos del cambio climático, por lo que debemos estar preparados a ciertos impactos que ya son evidentes". Ulargui afirmó que para dar respuesta al nuevo escenario del Acuerdo de París, con un objetivo de un 26% de reducción de gases de efecto invernadero para 2030, hay que trabajar en la reducción de emisiones de fertilizantes, purines, etc.

Por su parte, el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Mapama, Fernando Miranda, hizo suyo el lema de la jornada: "Tenemos que producir más con menos recursos naturales, por lo que habrá que invertir más recursos en investigación". Miranda destacó que se deben focalizar los esfuerzos en la emisión de amoniaco, la generación de estiércol por parte de la ganadería, la fertilización, las emisiones de metano en arrozales o la quema en campo de rastrojos. "La PAC es una palanca para los compromisos a alcanzar, que todavía puede tener mejores resultados. La condicionalidad ampliada tendrá en cuenta la aportación de medidas para el cumplimiento de requisitos climáticos y medioambientales, con una capa extra incentivadora que en estos momentos se está debatiendo. Queremos verlo como algo positivo".

Herramientas para la lucha contra el cambio climático en el sector agrario: adaptación y mitigación

Durante la segunda parte de la jornada, la profesora del Departamento de Economía Agraria de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la UPM, María Blanco, en su ponencia "Lo que nos indican los modelos agroeconómicos", afirmó que las proyecciones climáticas confirman cambios en las temperaturas y lluvias, algo que afectará a los rendimientos de los distintos cultivos. Sin embargo, hay que tener en cuenta los efectos de mercado: "Los cambios en los precios de los cultivos en respuesta a los cambios en el rendimiento van a suavizar los impactos del cambio climático en la producción agrícola a nivel mundial", ha destacado, previendo a su vez cambios en los flujos comerciales entre las distintas regiones del mundo.

Por su parte, Robert Savé, coordinador de Viticultura y Enología del IRTA, confirmó que el cambio climático es un problema global que tiene que solucionarse a partir de soluciones muy particulares. "Hay que bajar al nivel de la explotación agrícola para tratar de solucionar los problemas que conlleva el cambio climático. Tenemos que regionalizar el problema a partir de limitantes como el agua, energía, suelo...", completó.

El big data y la agricultura de precisión también tuvieron su hueco en la jornada. El director general de John Deere Ibérica, Enrique Guillén, destacó que el reto de alimentar al planeta solo se podrá llevar a cabo con tecnología trasversal: "La conectividad de las distintas tecnologías permite tomar decisiones. Los clientes nos dicen que el 80% del tiempo lo dedican a visitar fincas y el 20% restante se dedica a tomar decisiones. Nuestra aspiración es que el 20% del tiempo lo dediquemos a visitar el tiempo y, gracias a las plataformas de la información, el 80% del tiempo restante lo dediquemos a tomar decisiones", destacó.

Por último, Manuel Piñeiro, científico perteneciente al Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas dependiente del INIA, esbozó los últimos avances en ingeniería biológica, con la edición genómica y sus posibilidades de aplicación en cultivos como principal novedad: "Hoy día asistimos a una nueva revolución que nos permite introducir modificaciones genómicas en los cultivos sin necesidad de recurrir a los transgénicos", ha destacado en relación a la tecnología CRISPR/Cas: "Lo más sorprendente es que este sistema funciona en todos los organismos que se ha probado, entre ellos en cultivos. Abre un abanico de posibilidades infinito tanto en animales como en plantas, para resolver problemas concretos para la adaptación al cambio climático". Entre los ejemplos puestos por Piñeiro destacaron adaptaciones relacionadas con las plagas y enfermedades o adaptación a la propia producción ante situaciones climáticas extremas.

Durante la clausura de la jornada, el secretario general de Agricultura y Alimentación del Mapama, Carlos Cabanas, resaltó que el Ministerio trabaja para elaborar una estrategia con comunidades autónomas, organizaciones agrarias medioambientalistas y para dar respuesta por parte de la agricultura a los retos del cambio climático: "Todo el mundo debe participar e implicarse en la lucha contra el cambio climático. Cuestiones como la biodiversidad, la eficiencia en el uso del agua y del suelo, etc., tenemos que abordarlas desde el sector, porque si no lo abordarán desde fuera", concluyó.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible