Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

El modelo Wageningen

En la presentación del Grupo de Innovación Sostenible celebrada el pasado 8 de noviembre en el Parlamento Europeo dejamos clara la importancia de contar con grupos como el GIS, en los que puedan encontrarse y trabajar juntos todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la distribución y la restauración. En esto coincidió Rob Peters,  jefe de la Unidad de Investigación e Innovación de la DG Agricultura, que destacó la importancia de replicar iniciativas como el GIS en otros países de Europa; lo cual significa que caminamos en la buena dirección y nos anima a seguir dando pasos.

Otro de los aspectos en los que más venimos insistiendo desde el Grupo de Innovación Sostenible, y con el que también coincidió el representante de la Comisión Europea, es la necesidad de cerrar la brecha existente entre la investigación que se realiza en las universidades y centros investigadores con las empresas, de modo que éstas puedan aplicar y rentabilizar todo el conocimiento generado en aquéllos. Parece ser que este mal no es exclusivo de España, sino que otros países de nuestro entorno se encuentran en la misma situación, lo cual no tiene que ser un consuelo, si no un estímulo para poder cambiarlo.

Pero hay modelos de éxito que nos marcan el camino a seguir, como es el caso de los Países Bajos, en especial, de la Universidad de Wageningen, uno de los centros de investigación alimentaria más importantes del mundo.

En la actualidad, este pequeño país, que cuenta con muy poca superficie cultivable, ha logrado convertirse en el segundo exportador mundial de productos agrícolas, superando a países con amplia tradición agrícola y mucho más terreno como Brasil. Su secreto es un sistema de innovación que integra a las universidades, los centros de investigación, un fuerte respaldo del sector público y la integración del sector privado. Esta tétrada logra que se puedan generar y exportar productos elaborados y con valor añadido, lo que les permite competir de forma ventajosa frente a países que apuestan por exportar materias primas en mayor volumen.

Buena muestra del éxito de este modelo es que empresas como el Grupo Unilever han decidido centralizar toda su innovación en Wageningen, aprovechando así el potencial que ofrece la prestigiosa universidad de esta ciudad, por algo será.

Parece que los holandeses han interiorizado a la perfección algo que en otros países aún no hemos comprendido bien: que no se trata de producir más con las técnicas que ya tenemos, sino de desarrollar nuevas técnicas para producir mejor y de forma más sostenible; y para ello es imprescindible integrar el trabajo científico de universidades y centros de investigación, el apoyo público y el desarrollo de la innovación en las empresas.

Pero además, este país cuenta con el Food Valley, un proyecto centrado en la aplicación técnica del conocimiento básico que los investigadores poseen. Esta labor se lleva a cabo poniendo en contacto a empresas privadas con centros de investigación, aunque también animando a las empresas a que compartan sus conocimientos entre ellas. En la realidad, Food Valley, con la ciudad de Wageningen como centro, es la región de Holanda donde se concentran las empresas alimentarias internacionales, institutos científicos y el Centro de Investigación de Wageningen (sus siglas en inglés, WUR).

La tarea principal de Food Valley es la de actuar de intermediario entre las empresas que buscan innovación y las instituciones, y esto se consigue adaptando las demandas y necesidades de las empresas al torrente de conocimientos disponibles en Holanda y, de manera proactiva, actuando como broker entre empresas individuales, investigadores y autoridades gubernamentales.

Es otro mundo, pero no podemos obviarlo y no hacer nada, hay que actuar. Desde el Grupo de Innovación Sostenible seguimos trabajando para lograr que todos los actores que conforman el amplio sector de la alimentación se unan y den pasos en la misma dirección, hacia un sector más innovador, competitivo y sostenible. Y para ello, hemos organizado un año más nuestra jornada internacional el próximo 29 de noviembre, en la que esperamos poder contar con usted. Nos vemos allí.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible