Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

'Tenemos que recuperar el valor que supone el consumo de leche'

Manel González. Periodista

La cooperativa de segundo grado Unión de Cooperativas Lácteas (CLUN), nacida de la integración de Feiraco, Os Irmandiños y Melisanto, ya se encuentra a pleno rendimiento, tres meses después del inicio efectivo de su actividad. De las explotaciones de sus 3.600 socios sale el 15% de la leche producida en Galicia. Hablamos con su director general, José Luis Antuña, sobre los retos, presentes y futuros, que encara esta experiencia de integración.

Manel González.-  Cuéntenos cómo están transcurriendo estas primeras semanas de existencia de CLUN. ¿Hay una estrategia clara ya diseñada?

José Luis Antuña.- Después del largo estudio sobre la integración de las tres cooperativas, la gran línea estratégica en estos tres meses de actividad ha sido fundamentalmente implementar en todos los socios de las tres cooperativas los servicios agroganaderos –veterinarios, agrónomos-, aprovechando las fortalezas y conocimientos que tenemos en cada una: maquinaria, servicio de huerta, etcétera. Eso es justamente lo que está poniendo en marcha el equipo directivo en este momento.

La complejidad del proceso de integración, como es lógico, integra dificultades, pues partimos de culturas diferentes y de herramientas informáticas diferentes. Sin embargo, con el trabajo y el esfuerzo de nuestra gente se están cumpliendo los hitos marcados.

Por tanto, objetivo primero, implementar procesos y modelos de costes de eficiencia y producción que mejoren a todos los socios y, segundo, criterios de medida de análisis de cuentas de resultados que tomas posteriores de decisiones.

M. G.- ¿Cómo fue el proceso de decisión de la integración? ¿De dónde salió la necesidad de dar este paso?

J. L. A.- Lo llevaría al año 2011, cuando tomamos [FEIRACO] la decisión con un grupo de cooperativas de comprar Clesa en el concurso de acreedores de Nueva Rumasa. Construimos una sociedad, la Agrupación de Cooperativas Lácteas, operación que cerramos en julio de 2012, y durante ese tiempo los presidentes fueron conociéndose; participamos en consejos de administración, asambleas… Y así surgió, hace ahora dos años, la necesidad de un mayor acercamiento para buscar las oportunidades que supondría trabajar de manera conjunta.

Es un proceso lento pero, como todo en esta vida, es una cuestión de confianza, de encontrar un camino de mejora para los socios de las cooperativas. Así, el 31 de octubre del año pasado la decisión fue ratificada en asamblea por tres de las cuatro cooperativas que habíamos iniciado el proyecto.

M. G.- ¿Cuándo empezarán los consumidores a tener acceso a productos etiquetados bajo esta nueva enseña?

J. L. A.- El objetivo es mantener las marcas que tenemos -Feiraco, Únicla, Clesa- y fortalecerlas desde el punto de vista de un incremento mucho mayor de la facturación y los recursos para afrontar inversiones de marketing. En principio, CLUN no está previsto como una marca para el consumidor final, sino para gestión cooperativa e integración en todo el proceso de suministros, fábricas de piensos, abonos, dentro del propio grupo.

M. G.-  Las tres cooperativas que actualmente conforman CLUN producen el 15% de la leche gallega, pero ustedes no cierran la puerta a más incorporaciones. ¿Hasta dónde aspiran a llegar?

J. L. A.- En este momento hay reuniones y contactos con presidentes de otras cooperativas y está absolutamente abierto. Es cierto que tenemos que superar previamente el atracón que supone nuestra integración, pero por la proximidad geográfica y también porque compartimos otros foros, en la cornisa cantábrica hay reuniones con prácticamente todas las cooperativas de base agroganadera. En ese proceso estamos, pero no hay marcada ninguna fecha ni ningún objetivo en volumen de actividad.

Creemos que para tener oportunidad de influir sobre el mercado y de plantear futuro a la producción láctea de la cornisa terminaremos confluyendo en un modelo de integración o similares porque tenemos muchos intereses comunes. Es el camino que vamos, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, construyendo.

M. G.- En una anterior entrevista para nuestros medios, aseguraba que “las cooperativas demuestran su verdadero valor en momentos de incertidumbre” como el que está atravesando el sector lácteo desde hace años debido a los precios. ¿Han servido de algo las políticas destinadas a estabilizar el sector? ¿Qué más cree que se puede hacer?

J. L. A.- Creemos que nos quedan pasos por dar. El motivo de nuestra integración tiene bastante que ver con la atomización del modelo cooperativo en Galicia y en España. Si nos fijamos en los modelos del centro y norte de Europa, las cooperativas tienen cuotas de recogida de leche por encima del 70%, el 80% o el 90% en los países donde están, y ahí se nota que son capaces de influir en el mercado, que de verdad tienen una posición común de cara a defender la cadena de valor.

En España, donde destinamos más del 40% de la leche que producimos a leche líquida, firmamos un acuerdo el septiembre de 2015 de no banalización de la leche, de tratar de garantizar la sostenibilidad de la cadena, pero desgraciadamente todavía estamos lejos de que eso sea posible. Vemos de nuevo que vuelve un cierto repunte de presión sobre los precios de la leche, que desgraciadamente, como es tanto el peso que tiene en el volumen total de producción, termina repercutiendo en la retribución del ganadero.

M. G.- También está el problema del descenso del consumo. ¿Qué solución ve a esto?

J. L. A.- Hace unos días tuve oportunidad de estar en Bruselas en la reunión del Observatorio Europeo del Mercado de la Leche, donde Eurocommerce presentó la evolución del consumo de lácteos en Europa, y salvo contadas excepciones, la leche líquida está cayendo en casi todos los países. Desgraciadamente, no hay productos sustitutivos y hay hogares que ya no lo consideran un producto imprescindible.

Tenemos que recuperar el valor que supone el consumo de leche y su importancia en el desarrollo óseo, pero sobre todo innovar y ofrecer productos lácteos alternativos al consumidor actual.

Desde el punto de vista mundial, el consumo de leche sigue creciendo por encima del 1,5% anual, y los países emergentes son grandes demandantes de lácteos. Hacia ahí tenemos que dirigir nuestro foco si queremos seguir creciendo en producción.

M. G.- La innovación será entonces un pilar importante de la hoja de ruta de CLUN. De hecho, recientemente anunciaron que destinarán 1,5 millones de euros bianuales a innovación. ¿En qué líneas tienen pensado invertir este presupuesto?

J. L. A.- Tenemos inversiones importantes desde el punto de vista de la producción y de nuestros ganaderos, tecnologías, información, gestión automatizada de carros mezcladores, ingesta de los animales, de consumo en los silos… Por tanto, ahí tenemos una parte importante de inversiones en innovación.

Desde el punto de vista del consumidor, trabajamos fundamentalmente en la creación de productos saludables: sin azúcares, con reducción de grasas, sin componentes añadidos, absolutamente saludables, etc.

Esas son las líneas fundamentales: hacia nuestros socios, tecnologías para mejorar costes de producción, y hacia el mercado, productos más saludables y de más vida útil.

M. G.- Y en general, ¿cuáles cree usted que son los principales retos que enfrenta el sector lácteo en materia de innovación?

J. L. A.- Yo creo que ese es el camino. La sostenibilidad es imprescindible y, para una cooperativa, mucho más, porque ni nuestros ganaderos ni nuestra industria van a deslocalizarse, por lo que tenemos que asegurar la producción láctea hacia las generaciones futuras. Por eso somos muy cuidadosos y rigurosos en el uso de productos que pueden agredir a la naturaleza.

M. G.- Recientemente se han unido al Grupo de Innovación Sostenible. ¿Qué les ha motivado a hacerlo?

J. L. A.- Fundamentalmente, trabajar junto a otros operadores en procesos de mejora constante que garanticen la sostenibilidad del entorno. El consumidor valora cada día más las empresas responsables preocupadas por el medio ambiente. Entonces, estar en plataforma y grupo que tengan que ver con todo ello creemos que es una de nuestras obligaciones.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible