Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

A la espera de los Grupos Operativos de la AEI-Agri supra-autonómicos

La falta de acuerdo político paraliza las medidas del Programa Nacional de Desarrollo Rural

Ricardo Migueláñez. Ingeniero agrónomo. @rmiguelanez

La parálisis en la que está sumido el Gobierno en funciones desde hace más de cuatro meses está afectando de forma importante al desarrollo y aplicación de determinadas políticas del Ministerio de Agricultura, que exigen la disposición de nuevo presupuesto. Es el caso de las medidas del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR) 2014-2020, cuya financiación debe complementarse con fondos públicos de la Administración General del Estado (AGE).

Esto pasa con la prevista concesión de subvenciones (medida 16.1) para la creación de los grupos operativos (GOs) supra-autonómicos, en relación con la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola (AEI-agri) y para la financiación posteriormente de los proyectos innovadores de interés general o no territorializables desarrollados por los GOs, que aún sigue como proyecto de Real Decreto.

La aprobación de esta norma, que regularía en una primera fase las bases para la concesión de ayudas a la creación de GOs supra-autonómicos, estaba prevista para finales del pasado año, tal y como habían anunciado reiteradamente responsables de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal.

Sin embargo, la conclusión de la legislatura anterior y la celebración de elecciones el pasado 21 de diciembre, que han dado paso a este demasiado largo impasse político para la formación de un nuevo gobierno de la Nación, ha paralizado esta iniciativa, como muchas otras, y se va a retrasar aún mucho más puesto que las nuevas elecciones generales se celebrarán el 26 de junio.

Para situarnos en antecedentes, hay que recordar que la innovación aparece como una herramienta indispensable para alcanzar los objetivos de la UE en este ámbito. Muestra de ello es uno de los ejes de esta estrategia: la Unión Europea para la Innovación, a partir de la cual se pone en marcha las Asociaciones Europeas de Innovación (AEI), una de las cuales va destinada a impulsar la agricultura productiva y sostenible (AEI-agri), con el objetivo de acortar la distancia que existe entre la comunidad investigadora y el sector agroalimentario forestal, el cual necesita aplicar el conocimiento científico para poner en marcha acciones innovadoras y sostenibles en el proceso productivo, transformador y comercializador. Así se dice en el preámbulo del proyecto de Real Decreto.

Principales objetivos

Entre los principales objetivos de la AEI-Agri destacan promover un sector agrícola y forestal que utilice eficientemente los recursos, sea económicamente viable, productivo y competitivo, que tenga un escaso nivel de emisiones, sea respetuoso con el clima y resistente a los cambios climáticos, que trabaje hacia sistemas de producción ecológica y en armonía con los recursos naturales esenciales de los que dependen la agricultura y la selvicultura.

Además, busca contribuir a un abastecimiento estable y sostenible de alimentos, piensos y biomateriales mejorar los procesos encaminados a la protección del medio ambiente, la adaptación al cambio climático o su mitigación, así como acortar la distancia entre la oferta científica investigadora y las necesidades de los sectores agrario, alimentario y forestal crear vínculos entre los conocimientos y tecnologías punteros y los agricultores, gestores de bosques, comunidades rurales, empresas, ONGs y servicios de asesoramiento. También crear valor añadido a través de una relación más estrecha entre investigación y prácticas agrícolas y forestales, fomentando el mayor uso del conocimiento disponible, y promover una aplicación práctica más rápida e implantada de soluciones innovadoras.

Hay que incidir en que las ayudas previstas en el RD estatal para apoyar la creación de GOs y de proyectos de innovación, de acuerdo al marco financiero del PNDR 2016-2020, no impiden que las CC.AA. aprueben ayudas dentro de sus PDRs para atender las necesidades de su propio territorio, sin perjuicio del establecimiento en su caso de los correspondientes puntos de conexión en caso de que existan situaciones que los hagan necesarios. Las iniciativas autonómicas cuentan con financiación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), con la cofinanciación de fondos presupuestarios nacionales (autonómicos y de la propia AGE).

¿Qué son los GO supra-autonómicos?

Son el conjunto de, al menos, dos personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que se asocian para idear y redactar y, en una fase posterior, ejecutar un proyecto innovador en los ámbitos de la agricultura, ganadería y selvicultura, así como en la transformación y comercialización de productos agroalimentarios o forestales. En el grupo deberán integrarse, al menos, las mismas personas físicas o jurídicas beneficiarias de la ayuda, con actividad en el ámbito nacional o en al menos dos CC.AA., junto con otros agentes públicos o privados, adecuados para el desarrollo del proyecto, tales como centros de I+D+i que aporten conocimiento, entidades de asesoramiento o formación, plataformas tecnológicas, ONG, grupos de acción local, investigadores, organizaciones de productores o agentes de otros Estados miembros, según el procedimiento de cooperación establecido en el Marco Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.

Fases

El Ministerio de Agricultura prevé en una primera fase apoyar la creación de Grupos Operativos (GOs) supra-autonómicos, formados por agrupaciones de actores de distintos perfiles, tales como agricultores, ganaderos, investigadores, centros tecnológicos, etc., para poder abordar de forma conjunta un problema concreto o una oportunidad desde un enfoque multisectorial.

Los miembros de estas agrupaciones podrán presentarse como solicitantes de la ayuda para la creación de GOs que vayan más allá de una Comunidad Autónoma, partiendo de una idea innovadora, a través de la cual resolver los posibles problemas a los que hacer frente en su ámbito de actuación. Durante el periodo de creación del GO, los miembros deberán definir, diseñar y redactar el proyecto innovador que, previsiblemente ejecutarán en una segunda fase. Este proyecto se entenderá como la “materialización del trabajo realizado durante ese periodo y será condición obligatoria para percibir las presentes ayudas”.

De forma voluntaria, las agrupaciones podrán requerir los servicios de un Agente de Innovación, cuya labor será de apoyo al GO en relación a la temática del mismo y, en este sentido, “podrá colaborar con los miembros para perfilar y concretar la idea de proyecto inicial planteada por el GO, buscar información sobre el problema u oportunidad a abordar, realizar análisis de la situación de partida y redactar el proyecto innovador a ejecutar. En una segunda fase, que será objeto de otro RD de bases reguladores de ayuda, se apoyará la ejecución del proyecto innovador definido y diseñado por los GOs, que contarán con un periodo aproximado de tres años para la realización del mismo.

Según el Magrama, con el apoyo a los GOs y a los proyectos innovadores que ejecuten los mismos se pretende crear valor añadido a través de una relación más estrecha entre investigación y prácticas agrícolas y forestales, fomentando un mayor uso del conocimiento disponible, así como promover una aplicación práctica más rápida e implantada de soluciones innovadoras.

Financiación

La creación de GO supra-autonómicos cuenta para el periodo 2014-2020 con un total de 4.685.025 euros, como recoge el Marco Financiero del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR). De este importe, 2,48 millones son aportados por el FEADER comunitario y el resto por la AGE.  

Mientras, la financiación de los proyectos de estos GOs es de 42,17 millones de euros, de los cuales 22,35 millones son fondos FEADER y el resto fondos de la AGE. En conjunto, cerca de 47 millones de euros, que se distribuyen inicialmente, a su vez, teniendo en cuenta una serie de prioridades indicativas. Estas son la mejora de la viabilidad de las explotaciones y la competitividad agrícola y para promover las tecnologías agrícolas innovadoras y la gestión sostenible de los bosques promover la organización de la cadena alimentaria (transformación y comercialización de productos agrícolas, bienestar de los animales y gestión de riesgos en la agricultura) restablecer, conservar y mejorar los ecosistemas agrarios y la silvicultura, así como promover la eficiencia de los recursos y apoyar la transición a una economía baja de carbono y resistente al cambio climático en los sectores agrario, alimentario y silvícola.

Investigación e Innovación 2014-2015

El Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea, Horizonte 2020 (H2020) es el principal instrumento de financiación de actividades de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación en Europea y cuenta con 74.828 millones de euros para el periodo 2014-2020.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) dio a conocer hace poco los resultados  provisionales disponibles de la participación de las entidades españolas en H2020 en el periodo 2014-2015, que han obtenido una subvención nada despreciable de 1.100,8 millones de euros, lo que se traducirá en cerca de 1.300 millones de euros para desarrollar actividades de I+D+i en nuestro país.

Por subvención captada, España ocupa provisionalmente la cuarta posición en el ránking de países, con un retorno del 9,7% en la UE-28, solo por detrás de Alemania (17,2% y 1.948,9 millones de euros), Reino Unido (16,7% y 1.901,1 millones)  y Francia (11,6% y 1.315,6 millones) , superando los resultados alcanzados en el conjunto del VII Programa Marco (8,3% de la UE-28(), como los objetivos que se ha marcado para el conjunto de H2020.

Las entidades de nuestro país participaron en un total de 13.217 propuestas, estando presentes en el 26,5% de las solicitudes enviadas a las distintas convocatorias H2020 contabilizadas hasta el momento. La tasa de éxito –relación entre las propuestas financiadas frente a las presentadas- en un programa tan competitivo, como el H2020, es en general muy baja en todas las convocatorias de estos dos primeros años. En el caso español, esta tasa se encuentra en el 12,6%, ligeramente superior a la media general del 12,2% del Programa.

Entre 2014 y 2015, unas 1.307 entidades españolas han conseguido la tan disputada subvención de H2020. De éstas, unas 843 empresas, conjuntamente con socios de otros países, desarrollarán 1.657 actividades de I+D+i, gracias a la financiación comunitaria.

De las más de 6.000 actividades que han sido financiadas en estos dos primeros años por la Comisión Europea, unas 758 se coordinan desde España y de éstas, unas 208 son acciones de investigación e innovación o acciones de innovación.  Los proyectos liderados por nuestro país se sitúan en el 14,2% del total, frente al 10,7% del VII Programa Marco, con España como segundo país que más proyectos liderada, lo que contribuye a apuntar el retorno español y el posicionamiento de las entidades españolas en el contexto internacional.

Son las empresas las que han ganado mayor terreno en la mejora del retorno inversor dentro del contexto general, con un 38,6% de la financiación obtenida por nuestro país, seguido de las Universidades (19,7%), centros públicos de investigación (12,7%), asociaciones de investigación (10,6%), centros tecnológicos (9,8%), administraciones públicas (5,6%) y asociaciones (3%).

Por Comunidades Autónomas, Cataluña, con un 28,1% del total y 309,2 millones de euros, encabeza el retorno financiero obtenido, seguida por Madrid (24,2% y 266,5 millones),  País Vasco (17,5% y 192,8 millones), C. Valenciana (8,1% y 89,1 millones), Andalucía (6,7% y 74,1 millones), Castilla y León (2,9% y 31,4 millones), Galicia (2,6% y 28,9 millones), Aragón (2,6% y 28,8 millones), Navarra (1,5% y 16,9 millones), Asturias (1,2% y 13 millones), Cantabria (1,1% y 12,4 millones), mientras que el resto de las CC.AA. no superan el 1%, con Castilla-La Mancha (11 millones)$$$ Canarias (9,5 millones)$$$ Murcia (8,6 millones), Baleares (4,1 millones), La Rioja (4 millones), y Extremadura (0,5 millones).

Por áreas temáticas, los mejores resultados se obtuvieron en “Innovación en las PYME”, donde España alcanzó la primera posición de la UE-28 por retorno con el 15,4%, gracias a los resultados logrados en el “Instrumento PYME”, y logrando el segundo puesto en “Nanotecnologías, materiales avanzados, biotecnología y fabricación y transformación avanzadas (NMBP)"" y “Energía”, con el 14,4% y el 13,9% de la UE-28, respectivamente.

En términos absolutos de subvención captada o retorno repiten en primeras posiciones NMBP y Energía, con 145,7 millones y 141,1 millones de euros, respectivamente, seguidas de “Tecnologías de la Información y Comunicación (ICT)”,  con 135,4 millones de euros$$$ Consejo Europeo de Investigación (ERC), con 126,3 millones$$$ salud, cambio demográfico y bienestar (SAL), con 102,4 millones acciones Marie S. Curie (MSC), con 98,6 millones$$$ transporte inteligente, ecológico e integrado (TRS)”, con 94,4 millones innovación en las PYME, acceso rápido a la innovación y acceso a la financiación del riesgo (PYM)”, con 75,2 millones acción por el clima, medio ambiente, eficiencia de recursos y materias primas (MA), con 47 millones  (11,8% de la UE-28) seguridad alimentaria, agricultura y selvicultura sostenibles, investigación marina y marítima y de aguas interiores, y bioeconomía (BIO), con 46,1 millones (10,1% de la UE-28) infraestructura de investigación (IIN), con 24,5 millones, etcétera. En total, unos 1.100,8 millones de euros de retorno financiero en 2014 y 2015, que representan un 9,7% del total de la UE-28.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible