Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Bioazul contribuye a reducir el desperdicio alimentario

Feeding the World. 

Bioazul es una consultoría e ingeniería tecnológica que proporciona soluciones técnicas y comerciales innovadoras en los campos del medioambiente, la ingeniería energética y el agua.

Durante los dos últimos años ha participado como socia y coordinadora administrativa en el proyecto “FRESH-DEMO”, financiado por la Comisión Europea dentro del programa marco Horizonte 2020. Gracias a este proyecto, finalizado en febrero de 2017, se ha validado y optimizado el uso de una tecnología innovadora de humidificación ultrasónica que ha contribuido a prolongar sustancialmente la vida útil e higiene de distintas frutas y verduras (i.e. fresa, melocotón, nectarina, uva de mesa, coliflor, escarola, lechuga y espárrago) en la fase de almacenamiento y de distribución (mayorista y minorista) de la cadena de suministro.

En el marco del proyecto se investigó el efecto de dicha tecnología a escala real y en distintas etapas como, por ejemplo: i) el transporte de fresas desde Huelva hasta Bremerhaven (Alemania) y de melocotón y nectarinas desde Gambettola (Italia) hasta Roosendaal (Holanda), ii) el almacenamiento de lechugas en cámaras frigoríficas en Valencia y Huelva, y iii) la venta al público de escarola y coliflor en expositores de supermercados en Roosendaal.

Gracias a la humidificación por ultrasonidos se ha logrado establecer un clima fresco, húmedo y libre de patógenos que resultó en un aumento de la vida útil del producto (hasta 5 días), la reducción de residuos alimentarios en supermercado (hasta un 25%), reducción del material de embalaje necesario, minimización del consumo de energía en comparación con otros sistemas de refrigeración convencionales (hasta un 30%) y de mano de obra necesaria (al no ser necesario almacenar el producto en cámaras frigoríficas durante la noche). También se obtuvo un ahorro de costes de aproximadamente el 20% (debido a la reducción de residuos y materiales, menor mano de obra, ahorro energético, aumento en ventas, etc.) y se logró reducir el impacto medioambiental hasta un 27% en comparación con cadenas de suministro convencionales. Todas estas ventajas se tradujeron en un beneficio estimado de 15.000 EUR/año para el supermercado seleccionado durante el proyecto (Supermarket van Gurp BV). Esta tecnología es además fácil de instalar, operar y requiere un mantenimiento mínimo.

Actualmente Bioazul está trabajando en difundir dicha experiencia y en introducir esta tecnología – cuyo uso está ampliamente extendido en Europa – a nivel nacional y a lo largo de toda la cadena de distribución, creando sinergias con otras empresas interesadas en mejorar la eficiencia de las distintas etapas y en reducir la pérdida y desperdicio de alimentos, lo que también se traducirá en un aumento de la competitividad del sector hortofrutícola español.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible