Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

Agrupaciones de Interés Económico

Feeding The World. @worldfeeding

La Unión Europea pone a disposición de las empresas agrícolas o artesanales, así como entidades no lucrativas dedicadas a la investigación, la opción de agruparse temporalmente para llevar a cabo un proyecto concreto. Esta posibilidad se reconoció en el Reglamento (CEE) n° 2137/85 del Consejo, de 25 de julio de 1985, cuando se crearon la Agrupación Europea de Interés Económico (AEIE), y más tarde España se incorporó a esta corriente creando la figura de la Agrupación de Interés Económico (AIE).

El objetivo de la creación de estos consorcios empresariales es que varias compañías, de forma conjunta, puedan desarrollar proyectos dentro de programas europeos, que por separado serían más difíciles de llevar a cabo. Tiene la forma de una sociedad mercantil que desarrolla una actividad económica auxiliar de la que desarrollan los socios que la forman.

Aunque España abrió esta posibilidad a sus empresas en 1991, el uso de las Agrupaciones de Interés Económico es muy limitado todavía. Sin embargo, se trata de una fórmula muy flexible que no necesita un capital mínimo para formarse y permite acceder a ventajas fiscales.

Esta unión se crea por tiempo indefinido, sin necesidad de que las empresas que la forman se fusionen ni pierdan su independencia, y permite a las empresas compartir gastos y recursos. De este modo, las empresas aumentan su nivel de competitividad frente a empresas de mayor tamaño, que cuentan con más recursos que cada socio por separado, y complementan sus servicios. También facilita el acceso a programas europeos, que en ocasiones exigen participantes de distintos estados miembros.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible