Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

El 75% de los agricultores prevé optimizar su tecnología de regadío

Feeding The World

El 75% de los agricultores españoles prevé optimizar su tecnología de regadío durante los dos próximos años, según un estudio de la compañía israelí Manna Irrigation Intelligence, que desde 2017 ha desarrollado pruebas piloto de una nueva tecnología para optimización del riego en 3.200 hectáreas de nuestro país y en más de 50 cultivos diferentes.

Según los datos obtenidos en estas pruebas, la adopción de nuevas tecnologías para la toma de decisiones de programación del riego puede reducir entre un 7% y un 30% el consumo de agua. Así, en el caso de los almendros, la mejora de la eficiencia de consumo es del 18%, un 15% para tomate de industria, un 10% para algodón y hasta un 23% en el caso del maíz, lo que puede reducir, en el caso de los cereales, hasta un 15% los costes de producción.

Según la compañía israelí, una de las empresas líderes mundiales en el desarrollo de tecnología aplicada al campo y presente en más de 150.000 hectáreas de 11 países, si bien España se sitúa en la élite en el uso racional del agua, la utilización de herramientas capaces de definir necesidades concretas con una alta precisión permitiría prácticamente rozar el 100% de eficiencia del riego. Actualmente, estas ratios son de un 50% en el caso del riego a manta (anegación del terreno), 75% en la aspersión, 80% para la modalidad denominada PIVOT (riego mecanizado) y 95%, en el caso del riego por goteo.

En este sentido, y según estima Manna, España ha de dar el siguiente paso y evolucionar desde los sistemas actuales, basados en sensores de suelo o de planta, hacia la siguiente generación de herramientas de optimización del riego. Además, la sofisticación y altos costes de mantenimiento de los sistemas basados en sensores conlleva que su uso quede restringido a productores agrícolas con grandes plantaciones.

Manna, solución de alta precisión, sencilla y de bajo coste

Tras las pruebas de campo desarrolladas en más de 3.000 hectáreas de cultivo de nuestro país, Manna Irrigation Intelligence ha introducido en el mercado agrícola español su solución Manna, una aplicación que permite a cualquier agricultor, y a partir de una extensión de terreno de 1.000 metros cuadrados, recibir recomendaciones de riego en cualquier dispositivo digital (un smartphone, tableta u ordenador), con una alta precisión de 1,5 x 1,5 metros.

Para ello, Manna unifica distinta información, tal como tipología del terreno, coeficientes de cultivo, datos satelitales de alta resolución, tanto de satélites gratuitos como de pago que permiten obtener imágenes satelitales del verdor y el vigor de la planta o Normaliced Difference Vegetation Index (NDVI, por sus siglas en inglés) cada 3 días, aproximadamente, y datos de información meteorológica localizada, actualizados cada seis horas, para, a partir de su análisis con algoritmos, ofrecer recomendaciones de riego precisas y perfectamente adaptadas a las condiciones de cada terreno. La solución, además, ofrece un acumulado comparativo de los dos años anteriores, lo que posibilita analizar tendencias y desarrollar estrategias de cultivo; y también permite integrar cualquier otro sistema sobre el terreno, tales como información proporcionada por sondas. El usuario cuenta, además, con la ventaja de que, durante el periodo de un año de la suscripción, puede utilizar el software para diferentes tipos de cultivo.

Manna, en cuyo desarrollo se han empleado cuatro años, puede ser descargada por cualquier agricultor con un coste que oscila entre 15 y 20 euros por hectárea al año, incluido el servicio de soporte y consultoría vía telefónica y online. La previsión de la compañía es que, a lo largo de este año, Manna sea utilizada para la toma de decisiones de riego en más de 6.000 hectáreas de cultivo de nuestro país y más de 2.000 hectáreas en Portugal, país en el que también inicia su comercialización.

Manna se distingue por no precisar sensores, ya sea en las plantas o mediante sondas de suelo, por ofrecer un gran nivel de exactitud (1,5 x 1,5 metros), la precisión de sus recomendaciones, y por su uso extremadamente sencillo y su fácil configuración. La solución se dirige a cualquier tipo de productor agrícola, consultores agronómicos, técnicos y asesores agrónomos y a las Administraciones, y permite definir distintos tipos de perfiles a fin de que un administrador comparta la información y recomendaciones con varios usuarios.

Las recomendaciones de Manna son aplicables a toda clase de terrenos y cultivos en campo abierto, incluyendo cultivos extensivos como cereales, cultivos intensivos como tomate de industria, maíz y todo tipo de hortalizas y vegetales; además de la horticultura. La aplicación de Manna se concentra actualmente en la viticultura, el cultivo de almendro y pistacho, y el sector olivarero.

Optimización del riego en cultivos sostenibles

Todo ello, convierte a la solución en una de las mejores opciones para el diseño de cultivos sostenibles, aspecto fundamental si se tiene en cuenta que los grandes grupos comercializadores actualmente exigen a los agricultores con los que contratan demostrar que su cultivo es sostenible y, en este sentido, la optimización del riego es clave. Cabe recordar que en España el consumo de agua para riego agrícola representa entre el 75 y 80% del consumo total de este recurso escaso.

Según Jesús J. Sánchez de la Nieta López, director técnico para Europa y África de Rivulis y de Manna Irrigation Intelligence, “proporcionamos a los agricultores una panorámica integrada y de alta resolución de todo el campo frente a vistas dispares o aisladas y ofrecemos recomendaciones dinámicas de riego y específicas en cualquier momento y lugar, un aspecto vital de la actividad agrícola, especialmente en cultivos de alto valor”.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible