Búsqueda en los contenidos de la web

Búsqueda avanzada

'Tratamos de que nuestro proceso de producción sea lo más eficiente'

Fermín Aldaz. Director comercial y de marketing de Florette

Feeding The World (FTW): ¿Cómo se lleva a cabo el proceso de reutilización del agua de lluvia?
 
Fermín Aldaz (F.A.): En Florette contribuimos a un desarrollo local y sostenible en todos los ámbitos de influencia de nuestra actividad, como parte de nuestro plan de responsabilidad social corporativa “Compromiso Florette”. Dentro de las diversas medidas que llevamos a cabo en toda la cadena de valor para cumplir con ese objetivo, destaca la optimización de los recursos hídricos.
 
En este sentido, reutilizamos el agua de lluvia para el riego de los primeros brotes en nuestros cultivos protegidos. Recolectamos el agua de lluvia, que viaja a través de tuberías desde la cubierta de nuestras instalaciones hasta un embalse en el que se almacena para reutilizarla en el riego de nuestros cultivos. Como ejemplo de lo que supone esta medida, casi el 80% del agua utilizada en nuestros campos de Valderas (Murcia) procede de la lluvia.
 
Pero también tenemos en marcha otras medidas. Para maximizar el ahorro de agua reduciendo todo lo posible su consumo, contamos con sistemas de riego por goteo, aspersión y microaspersión, dependiendo del tipo de cultivo. Igualmente, monitorizamos esos riegos a través de sondas para detectar el momento preciso en el que es necesario llevar a cabo el riego, así como la duración de este. Otra medida es el uso de mantas térmicas, que ayudan a reducir la evaporación y, por tanto, contribuyen al ahorro de agua.
 
Con todo ello, los cultivos de Florette están certificados con GLOBAL G.A.P. (Good Agricultural Practices, protocolo de calidad de buenas prácticas), LEAF (Linking Environment And Farming, protocolo de calidad que promueve la agricultura sostenible) e ISO 14001 de AENOR (avala la implantación de un sistema de gestión ambiental).
 
FTW: ¿Las medidas para hacer un uso eficiente del agua se lleva a cabo tanto en centros de producción como en campos de cultivo de la empresa?
 
F.A.: Eso es. Al igual que ocurre con los trabajos en los campos de cultivo, también tratamos de que nuestro proceso de producción sea lo más eficiente en lo que se refiere al consumo de agua. Con esa meta en mente, hemos ido implementando diversas acciones en los centros de producción que tenemos repartidos por la península y Canarias.
 
Entre los distintos proyectos que ya hemos implementado, destaca el programa Clean-Dry and Safe, cuyo objetivo es reducir la cantidad de agua que consumimos en nuestros centros de producción. Identificamos las ineficiencias en cada etapa de producción para implantar medidas que ayuden a reducir la pérdida de agua y materia prima.
 
Otro proyecto importante para el control y optimización del consumo de agua en el lavado de nuestros vegetales es SmartWash, que se ha puesto en marcha en Milagro (Navarra). Se trata de una instalación que mejora la eficiencia de la desinfección de los vegetales, ahorrando el 20% de agua en cada lavado, en varias de nuestras líneas de producción. También cabe destacar el uso de Accutab en Iniesta (Cuenca), un sistema de higienización de agua que permite reducir su consumo.
 
Gracias a estas y otras medidas sostenibles, y en lo referente a nuestros centros de producción, contamos con IFS FOOD (certificado sobre seguridad alimentaria reconocido por Global Food Safety Initiative -GFSI-).

FTW: Respecto a la concienciación con los trabajadores, ¿lleváis a cabo alguna charla/taller de sensibilización?
 
F.A.: Nuestro Compromiso Florette se hace extensivo a todas aquellas personas que forman parte de la compañía. De forma frecuente organizamos charlas con nuestros empleados para transmitir la importancia de preservar los recursos hídricos, tanto en campos de cultivo como en centros de producción y oficinas. Asimismo, les informamos de todos los avances y logros en materia de sostenibilidad y les hacemos partícipes de distintas acciones que ponemos en marcha con el objetivo de cuidar el entorno que nos rodea. Además, existen grupos de trabajo voluntarios (los “Grupos de Iniciativas Sostenibles”) en los que se comparten distintas prácticas sostenibles y de donde surgen muchas nuevas ideas que después se implementan.
 
FTW: Además del ahorro de agua, ¿qué otras medidas lleva a cabo Florette para cuidar el medio ambiente?
 
F.A.: Respecto a nuestros campos de cultivo, además de las medidas relacionadas con el agua, utilizamos desinfectantes naturales de ‘residuo cero’ y respetamos el crecimiento natural de las lechugas. También tratamos de que los campos estén lo más cerca posible de los centros de producción para reducir las emisiones de CO2 durante el transporte.
 
Además, en Florette apostamos por la economía circular y la política de las 3Rs: reutilizar, reducir y reciclar. Por ello, nos basamos en el ecodiseño en el desarrollo de los productos. Un logro que hemos alcanzado gracias a estos conceptos ha sido que los envases de nuestras Ensaladas Completas estén elaborados con material 100% reciclado y sean 100% reciclables. Por otra parte, hemos reducido en un 15% la cantidad de plástico en nuestras ensaladas listas para consumir, lo que supone retirar del mercado más de 160 toneladas de plástico de forma anual. Asimismo, estamos inmersos en el estudio y desarrollo de nuevos materiales ecoamigables que garanticen las mismas condiciones de calidad y seguridad alimentaria que las que ofrecemos actualmente a nuestros consumidores.
 
También llevamos a cabo iniciativas sociales como nuestro reto de plogging, que fomenta la recogida de residuos que encontramos cuando salimos a correr o caminar, o jornadas de plantación de árboles por parte de nuestros empleados.
 
En cuanto a los centros de producción, estamos comprometidos con nuestro Plan de Eficiencia Energética, gracias al cual monitorizamos de forma constante el consumo y extraemos la información necesaria para estudiar y poner en marcha las mejoras que sean precisas. En junio dieron comienzo las obras de nuestro nuevo centro de producción en Tortosa (Tarragona), que será el séptimo de España y comenzará a funcionar la próxima primavera, generando 200 puestos de empleo directos. La sostenibilidad será una de sus características más significativas, ya que se trabajará con energías renovables, eficiencia energética basada en el autoconsumo y un modelo de recuperación y reutilización del agua. También contará con placas fotovoltaicas para abastecer de energía al centro y se basará en el concepto de industria 4.0. En las oficinas se digitalizarán todos los datos, evitando el consumo de papel, y la iluminación será autorregulada en función de la luz solar. Con todas estas medidas conseguimos que cada una de las actividades que llevamos a cabo sea, cada vez, lo más sostenible posible. De hecho, contamos con IQNET SR10 de AENOR, que avala que Florette trabaja respetando un sistema de responsabilidad social.
 
Al fin y al cabo, se trata de devolver al entorno todo lo bueno que nos da.

volver

Vídeos

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

Grupo de Innovación Sostenible